> follow

SWISS MERENGUE BUTTERCREAM:
EL MEJOR RELLENO PARA TARTAS DE FONDANT

Cuando forramos una tarta con fondant, dependiendo de su complejidad, nos podemos pasar horas o incluso días para terminar nuestro trabajo.
Durante este tiempo si el relleno que hemos usado necesita frío no tendremos mas remedio que guardar nuestra tarta en la nevera y... ya sabéis que la humedad y el agua son los mayores enemigos del fondant!!!.
Necesitamos entonces rellenos para nuestras tartas de fondant  que no necesiten frío.
Uno de los rellenos mas utilizados es el buttercream o crema de mantequilla, pero resulta bastante pesado y demasiado dulce para nuestro gusto.

Si bien el buttercream es el relleno mas fácil de hacer y el mas extendido para el gusto americano, no lo es en Europa. Nosotros tendemos a usar rellenos algo menos dulces y con menos porcentaje de grasa.
Por eso hoy os queremos descubrir otro tipo de relleno mucho menos dulce, de suave textura, con menos grasa y perfectamente resistente al peso de nuestras decoraciones de fondant.
Y los mas importante no necesitan nevera para su conservación por lo que nos aseguramos que nuestra tarta de fondant quedará intacta hasta que se consuma.

Swiss Merengue Buttercream
o
Crema de Merengue Suizo

Se conoce comúnmente como Swiss Meringue Buttercream (SMBC).
Es una crema suave y sedosa que no necesita icing sugar, se elabora con azúcar blanquilla normal que va disuelto en clara de huevo por lo que no se aprecia el grano.
Podemos utilizar gran variedad de sabores en su elaboración, desde la receta básica con vainilla hasta combinaciones con mermeladas naturales, chocolates de diferentes porcentajes de cacao o pastas a base de frutos secos.
La crema de merengue suizo admite perfectamente cualquier saborizante ya sea en forma de líquido, pasta o semisólido.

Tenemos que reconocer que la elaboración del Swiss Merengue Buttercream no es una de las cremas mas sencillas que podéis encontrar en los recetarios. Pero también os decimos que su complejidad disminuye si seguís nuestras recomendaciones.

En primer lugar os dejaremos la receta básica del Swiss Merengue Buttercream.





(**) SABORIZANTE AL GUSTO:
Como os decíamos el Merengue Suizo admite cualquier tipo de aroma o sabor.
En ésta receta os propondremos 5 sabores diferentes con las medidas adecuadas:

SMBC de Frambuesas naturales
Saborizante: añadimos 5 cucharadas soperas de mermelada casera de Frambuesas.

SMBC de pasta de Avellana
Saborizante: añadimos 3 cucharadas soperas de pasta de Avellanas tipo Home Chef o similar.

SMBC de Cacao puro
Saborizante: añadimos 125 g. de Cacao puro sin azúcar tipo Valor o similar.

SMBC de Ron
Saborizante: añadimos 100 ml. de Ron añejo.

SMBC de Dulce de leche
Saborizante: añadimos 3 cucharadas soperas de Dulce de leche.

Recomendaciones para un Merengue Suiza perfecto
1. Utilizar materias primas de calidad nos asegura que nuestro Merengue salga perfecto y con un sabor exquisito. Siempre debemos usar huevos frescos y a ser posible de corral. La mantequilla debe ser lo mas blanca posible y por supuesto sin sal. La vainilla en pasta es una de las alternativas que mas nos gusta, nosotras siempre usamos la marca Nielsen Massey.
2. Todos los utensilios que utilicemos para montar las claras deben estar perfectamente secos y sin nada, nada de grasa. Cualquier resto puede impedir que las claras se monten, por lo que es imprescindible que limpiemos y sequemos perfectamente aquellos recipientes que vamos a usar.
3. Utilizar claras envejecidas nos asegura que monten mas rápidamente. Las claras envejecidas se obtienen separando las yemas de las claras el día de antes y dejando que reposen en la nevera perfectamente tapadas con film de plástico.
El Merengue suizo no se puede hacer con claras pasteurizadas ya que son muy difíciles de montar y nunca obtenemos un merengue firme con ellas.
4. Si optamos por utilizar Mermeladas como saborizante siempre deben ser naturales y con bajo contenido de azúcar. Las mermeladas aportan poco sabor y, como tenemos que añadir gran cantidad corremos el riesgo de que el Merengue sea demasiado dulce.
5. Aunque no sea imprescindible para la receta, poder contar con un termómetro de cocina nos facilitará mucho nuestra labor.
6. Es muy importante que el merengue se encuentre a temperatura ambiente antes de añadir la mantequilla, ya que si estuviera caliente la derretiría y la crema no sería firme como esperamos.
7. El Merengue suizo es una emulsión y se nos puede cortar fácilmente. Si ésto ocurre separaremos la parte líquida de la sólida y comenzamos a batir la parte sólida añadiendo poco a poco el líquido para que la emulsión se vuelva a formar. Suele ocurrir más fácilmente cuando el saborizante es líquido. En éste caso debemos utilizar nuestro Merengue inmediatamente hecho ya que tiende a romperse la emulsión cuando se deja reposar.
8. Necesitaremos utilizar varillas eléctricas para hacer nuestro Swiss Merengue, sobre todo para montar las claras. Intentar hacerlo de forma manual sería una locura!!! y terminaría con nuestros nervios!!.
9. El Merengue suizo que no utilicemos enseguida para nuestra tarta lo podemos guardar en la nevera, incluso si nos sobra se puede congelar. La única precaución que tenemos que tener es batirla antes de usarla una vez que la tengamos a temperatura ambiente para volver a restaurar la emulsión.
10. Como ya os hemos dicho, no se trata de una crema fácil de hacer, pero con paciencia, siguiendo la instrucciones y las medidas que os indicamos... lo conseguiréis. :)

Ahora os toca a vosotros!!!
Estamos seguras de que triunfaréis;)
Nos vemos pronto.
Gracias por estar ahí.

Mónica





No hay comentarios:

Déjanos tus dudas y comentarios aquí y te responderemos lo antes posible.
Gracias.