> follow

7 TIPS PARA OBTENER ACABADOS "CLEAN AND SIMPLE" CON FONDANT


La mayor parte de artistas de repostería de habla inglesa usan éste término constantemente para definir los trabajos que realizan.
No se trata de hacer un trabajo original y un diseño perfecto. Necesitamos que nuestras creaciones, en éste caso de fondant, sean "limpias y simples".
Con el post de hoy os queremos trasmitir la importancia de los detalles que van a suponer una gran diferencia en nuestros trabajos.
Precisión, exactitud, limpieza y seriedad son términos que siempre debemos tener presente a la hora de elaborar nuestra Repostería creativa.
Es imprescindible trabajar de forma cómoda, relajada (aunque a veces es imposible controlar el estrés) y mantener una perfecta limpieza.





Para poder obtener cortes perfectos con nuestros cortadores al trabajar el fondant, es necesario que éstos estén perfectamente  limpios, sin restos de ningún material, secos y sin muescas o dobleces.  [...]


Los mejores cortadores que podemos utilizar son los de cobre,  aunque mucho mas caros que el resto, nos aseguramos su limpieza y durabilidad.

Es muy importante que, una vez usados, los limpiemos con agua y jabón neutro, los sequemos con un trapo de algodón y evitemos el uso de lavavajillas.






Cuando cortemos el fondant lo debemos hacer sobre una superficie seca y limpia. Es mejor usar un tapete para amasar y extender fondant.
Al cortar el fondant, además de la presión que hacemos para realizar el corte, debemos hacer un ligero movimiento en los sentidos laterales para asegurarnos que la masa se corte perfectamente y evitar los molestos "pelillos" que suelen aparecer tras el corte.






Antes de retirar la pieza cortada es mucho mejor, sin retirar el cortador, que eliminemos el excedente que sobra de fondant.Así podemos comprobar que el corte es completamente limpio y tenemos la posibilidad de retocar la pieza cortada si fuese necesario.







Una vez cortada la pieza debemos asegurarnos que los bordes estén perfectos y para ello pasaremos cuidadosamente nuestros dedos por el borde de la pieza.
Para levantar la pieza cortada debemos usar siempre una  espátula de fondant o cualquier otra herramienta que nos permita levantar la pieza sin manipularla con las manos y evitar que se estropee.
La pieza recién cortada es muy frágil y si usamos las manos para separarla la deformaremos.







Utilizar cortadores para piezas pequeñas, siempre en mas complicado. Para conseguir un resultado perfecto tras mover el cortador como hemos indicado antes a ambos laterales, separamos el resto del fondant de la pieza aún unida al cortador.
Entonces pasamos varias veces la yema de los dedos por el borde de corte para evitar los molestos "pelillos" que pueden aparecer.







Antes de utilizar las piezas para las decoraciones, es conveniente que las dejemos secar en una superficie lisa. De ésta forma evitamos que se deformen tras la manipulación.
Acordaos que siempre debemos manejar las piezas con una espátula de fondant.







Un último TRUCO:
Si preferimos en la piezas cortadas que los bordes sean redondeados y no rectos, existe una técnica que nos permite obtener nuestros cortes de piezas con los bordes completamente redondeados:
Estiramos bien el fondant sobre la superficie de trabajo. Colocamos un poco de film transparente sobre el fondant perfectamente extendido y cortamos con el cortador sobre él. El film empuja el borde del corte y permite que sea redondeado.
En la foto podéis apreciar cómo queda.



Como habéis podido comprobar son trucos sencillos pero muy útiles a la hora de trabajar con fondant.
No dudéis en poneros en contacto con nosotras si os surge cualquier pregunta.

Nos vemos muy pronto.
Gracias por estar ahí.


No hay comentarios:

Déjanos tus dudas y comentarios aquí y te responderemos lo antes posible.
Gracias.