> follow

ROSCÓN DE REYES CASERO CON MASA MADRE

Se dice que la costumbre de celebrar el día 6 de enero con el Roscón de Reyes data del siglo XI. Por aquel entonces había la costumbre de celebrar el Día de la Epifanía del Señor (6 de enero) con una fiesta cristiana llamada El Rey del Haba. Se trataba de elegir a uno de los niños más pobres de la comarca y coronarle como rey de la Epifanía agasajándole con manjares, ropas y todo tipo de regalos.
En las casas del resto de los hogares se celebraba el día con el horneado de un gran roscón al que se le introducía una sorpresa, normalmente una judía o una pequeña moneda. A quien le tocase la sorpresa se le coronaba como Rey y presidía la mesa.
La costumbre se ha conservado hasta hoy en día y la tradición marca que quien encuentre el haba debe pagar el importe del roscón. [...]

COMO HACER UN ROSCÓN DE REYES PERFECTO

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de hacer un Roscón de Reyes es que tenemos que tener paciencia y tiempo.
Es un proceso laborioso que nos llevara algo más de 6-7 horas para tener una masa perfecta y obtener un roscón "espectacular". Es muy importante que preparemos la masa de todos los roscones que vayamos a hornear a la vez, pues así podemos amortizar el tiempo que emplearemos en la cocina.
Os aseguramos que merece la pena hacer el roscón en casa, no sólo porque ahorraremos un montón de dinero, sino porque obtendremos un roscón tradicional y con un sabor absolutamente diferente a los roscones industriales.

INGREDIENTES 
  1. Siempre decimos que nuestros ingredientes deben ser de la mejor calidad posible, pero en el Roscón de Reyes ésta máxima se debe cumplir estrictamente. Procuremos usar huevos y cítricos ecológicos y la mejor mantequilla que podamos conseguir (nosotras siempre usamos mantequilla casera de Soria). La leche debe ser entera y de la mejor calidad posible. Evitad leches aguadas y con baja proporción en nata. Respecto a la levadura mantenedla refrigerada entre 2º C y 10º C hasta que la uséis. Nosotras usamos siempre ésta marca:
  2. Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente (excepto la levadura) y la mantequilla apunto de pomada, nunca derretida pues nos variará la textura d nuestra masa. Hay un TRUCO muy sencillo que nos puede ayudar si se nos ha olvidado sacarla de la nevera: colocamos la mantequilla en un bol apto para el microondas y lo colocamos en la opción descongelar en tramos de 15 segundos abriendo la puerta de nuestro microondas en cada inervalo hasta que se vea a punto de pomada.
  3. La levadura que utilizamos debe ser levadura fresca de panadería. Bajo ningún concepto vale la levadura en polvo!!. La proporción de levadura respecto a la harina es de 30 gr. de levadura por 500 g. de harina, así obtendremos un roscón muy jugoso, pero si preferimos una masa más firme podemos cambiar la proporción a 25 gr. de levadura por cada 500 gr. de harina.

MASA
  1. La forma tradicional de preparar el Roscón de Reyes es amasar a mano, pero también tenemos la opción de usar un robot teniendo en cuenta que la masa es bastante pegajosa y debemos tener la precaución de enaceitar el recipiente donde amasamos. Si de algo os sirve nuestra experiencia, nosotras siempre amasamos a mano.
  2. La masa del roscón es muy elástica, suave y un poco pegajosa, si no llegamos a tener una masa con ésta textura, debemos seguir amasando.
  3. Cuando déis la forma al roscón en la bandeja de hornear, la masa debe quedar tirante para que suba correctamente. Nos ayudará tener las manos enaceitadas para poder modelar mejor la forma.

FERMENTADO 
  1. El fermentado del masa debe llevar su tiempo. Es el proceso más largo y tenemos que tener paciencia. El frío hace que el proceso se relentice pero el roscón sale mucho más esponjoso, así que si vivís en un lugar frío... armaos de paciencia!!. El resultado merecerá la pena.
  2. En la receta que os pasamos comprobaréis que nuestra masa tiene 3 procesos de fermentado: el primero de la masa madre, el segundo con la masa de roscón en forma de bola y el tercero con el roscón ya en la bandeja de horneado y con su forma definitiva.
  3. Una forma de comprobar que la masa está perfectamente fermentada es presionarla con un dedo, si la masa cede y queda un poco de nuestra huella, aún no está lista. Si la masa está tensa y no se marca nuestra yema... estará en su punto.

HORNEADO
  1. Los primeros 15 minutos debemos hornear a temperatura alta, a unos 180º y en los últimos 10 minutos de cocción bajamos la temperatura a 175º. 
  2. Para evitar que la parte superior del roscón se queme podemos taparla con un papel de plata cuando el roscón ya esté suficientemente dorado.
Una vez horneado debemos dejar enfriar el Roscón de Reyes sobre una rejilla. 
El olor intenso a azahar y a la masa recién horneada nos impedirá que termine de enfriarse antes de comenzar a "devorarlo" con un buen tazón de chocolate casero!!!.
Y ahora os os toca a vosotros poner "manos a la obra" y preparar un exquisito Roscón para vuestro DÍA DE REYES.

Nos vemos muy pronto!!
Gracias por estar ahí.

















No hay comentarios:

Déjanos tus dudas y comentarios aquí y te responderemos lo antes posible.
Gracias.