> follow

10 TIPS PARA UN BIZCOCHO 10

En repostería como en muchas otras facetas es importante seguir una serie de normas para que nuestras creaciones salgan perfectas.
Todos sabemos que, aún así, ha y días que nos levantamos con "el duende" y todo nos sale redondo... y otros que mas hubiese valido dedicarnos ha hacer "calceta".
Siempre os decimos que en la cocina, todo aquello que os funcione, no debéis cambiarlo. Sin embargo hoy nos vamos a contardesir a nosotas mismas (lo solemos hacer muy a menudo... no os sorprendáis) y os vamos a dar 10 TRUCOS que a nosotras nos funcionan a la perfeccción y que os animamos a probar con vuestros BIZCOCHOS.
Queremos que obtengáis un BIZCOCHO 10 y para ellos sólo tenéis que probar los siguientes consejos.
Algunos de vosotros seguro que ya los ponéis en practica y quizá conozcáis otros que nos puedan ayudar a todos. Os animamos a compartirlos en vuestros comentarios.
Comencemos:


AÑADIR UNA PEQUEÑA CANTIDAD DE SAL
Si añadimos a nuestro Bizcocho una pequeñísima cantidad de sal, nos ayudará a potenciar los sabores de los dulces. Debemos mezclar una pizca de sal con el harina antes de tamizarla. Pero tambien podemos prescindir de ella si nuestro bizcocho lleva mantequilla y utilizamos la que contiene sal.


BATIR ADECUADAMENTE LA MASA
La masa de un Bizcocho esponjoso debe contener gran cantidad de aire. Para conseguirlo debemos batir todos los ingredientes bien y adecuadamente. No se trata de utilizar amasadoras eléctricas a elevadas velocidades. Para amasar un bizcocho, sino lo hacemos de forma manual, la velocidad siempre, siempre debe ser media/baja. De ésta forma, daremos tiempo a la masa para que vaya incorporando el aire que necesita lentamente. Cuando la masa haya triplicado su volumen y se haya vuelto blanquecina podremos dejar de batir y ya estará lista.
La mayor proporción de aire se toma al batir los huevos. Existen recetas en las que se baten por separado yemas y claras (normalmente a punto de nieve) y otras en las que batimos el huevo entero. La diferencia es inapreciable respecto a la cantidad de aire que toma el bizcocho en el proceso final pero no el procedimiento.


BATIR LOS HUEVOS ENTEROS CERCA DE UNA FUENTE DE CALOR
Batir los huevos enteros con el azúcar, si se hace manualmente, resulta un poco trabajoso, sobre todo si queremos introducir la mayor cantidad de aire posible. Pero si batimos cerca de una fuente de calor, o incluso introduciendo el recipiente al Baño María, el proceso se acelera y el resultado es excelente.



AGREGAR EL HARINA AL HUEVO BATIDO DE FORMA INMEDIATA
Es conveniente agregar la harina al huevo batido de forma inmediata, para que no se pierda el aire incorporado, así como remover con mucha suavidad y lo menos posible. Lo mejor es hacerlo de poco en poco, removiendo de abajo hacia arriba con una lengua, y no agregar más harina hasta que la anterior no se haya incorporado del todo y no queden grumos.



USAR SIEMPRE AZÚCAR MORENO
El azúcar moreno aporta al bizcocho un sabor caramelizado que no se logra con el azúcar blanco. Aunque en la receta original no lo indique, intentad hacer vuestros bizcochos con éste tipo de azúcar. Su sabor es mucho mas agradable. Uno de los bizcochos mas común en Sudamérica es el Bizcocho de tres leches. Es muy esponjoso y suave. Nosotras lo hacemos con azúcar moreno... el sabor es mucho mas delicado, no dejéis de probarlo.




CÚANDO AÑADIR LA ESENCIA
Si mezclamos la mantequilla o el huevo (en el caso de que el bizcocho no lleve mantequilla) con el saborizante, el sabor final se ve potenciado. Pero es muy importante hacerlo con el primer ingrediente que comencemos a batir, sea el huevo o sea la mantequilla.


UNA CUCHARADA DE EXPRESO
Si nuestro bizcocho es de chocolate o de cacao, otro ingrediente que ayuda a potenciar el sabor final es el café. Es increíble lo que una cucharada de expreso puede provocar en la masa. 



HORNEAR EL BIZCOCHO INMEDIATAMENTE
Una vez tengamos lista la masa debemos hornear el bizcocho inmediatamente sin demoras ya que la levadura comienza su acción para dar esponjosidad y volumen. El proceso es debido a una reacción química en la que se libera dióxido de carbono.
Si nos sobra masa para hace dos horneadas debemos guardarla inmediatamente en el frigorífico hasta que podamos hornearla. Así evitamos que comience el proceso de fermentación debido al frío que aportamos. Nunca debemos mantener una masa en la nevera mas de 4/5 horas, ya que la levadura no ejercería su acción y el bizcocho no se expandiría.


ANTES DE SACAR EL BIZCOCHO...
Apagamos el horno y lo jejamos dentro unos 2/3 minutos antes de sacarlo. De ésta forma evitaremos un cambio brusco de temperaura que puede hacer el bizcocho se baje.


GUARDAR EL BIZCOCHO CALIENTE EN FILM TRASPARENTE
Para que el bizcocho esté más jugoso y, sobre todo si se nos ha pasado de cocción ligeramente, envolvemos el bizcocho ligeramente caliente en film de plástico. De esta manera, se genera un vapor dentro de la bolsa que el bizcocho absorbe y el resultado es una miga jugosísima.


Y éste es todo!!!.
Os ha parecido interesante?.
Esperamos vuestros comentarios.
Una vez mas...Gracias por estar ahí.



No hay comentarios:

Déjanos tus dudas y comentarios aquí y te responderemos lo antes posible.
Gracias.