> follow

8 TRUCOS PARA UN FORRADO PERFECTO

Conseguir forrar una tarta de forma perfecta con fondant no es una tarea fácil, pero unos sencillos consejos que hemos aprendido un las muchas clases prácticas que nos han impartido, podrá ayudaos mucho a conseguirlo. [...]



1. Es muy importante seguir unas normas básicas a la hora de trabajar con fondant para obtener el mejor resultado:

En la medida de lo posible debemos vestir ropa blanca que no suelte fibras que se puedan adherir al fondant. Cualquier pelusa o mota de polvo que detectemos en el fondant en el momento del amasado debemos retirarlo ya que una vez forrada la tarta será imposible eliminarlo. La forma de quitarlo del fondant será con un alfiler lo mas fino posible.


2. Es muy importante el tiempo de amasado del fondant.
  • Amasar poco el fondant supondrá que no tenga la elasticidad necesaria para el forrado, por lo que una vez colocado sobre la tarta no se estirará lo suficiente y se agrietará.
  • Si por el contrario, amasadamos por exceso, se calienta y se ablanda demasiado perdiendo elasticidad. Puede llegar incluso a disgregarse, con lo que sobre la tarta puede incluso deslizarse hacia abajo como si se derritiese.
  • No debemos usar nunca un fondant pegajoso para forrar una tarta. Si durante el amasado nuestra temperatura corporal o la ambiental hace que el fondant se nos pegue a las manos, dejamos reposar durante unos 5/10 minutos para que se enfríe y seguimos trabajando. Amasaremos lo menos posible hasta conseguir una bola homogénea. Podemos usar también una pequeña cantidad de harina de maíz para untarnos las manos y evitar que se nos pegue.

3El espesor de la capa de fondant que usaremos para el forrado debordes perfectos debe ser entre 3 y 4 mm y ser uniforme. Si la capa es demasiado fina, no tendremos suficiente masa en para marcar el borde superior y la lámina puede romperse. Si la capa es demasiado gruesa no nos permitirá afinar el borde lo suficiente.


4. Durante el forrado y marcado de bordes la capa de fondant debe tener un diámetro suficiente como para cubrir completamente la tarta, y tener un par de centímetros de sobra a cada lado para facilitar el trabajo del forrado. 
Si al poner el fondant sobre la tarta los bordes superan los 2 o 3 centímetros, recortaremos con una tijeras el exceso ya que su peso podría llegar a agrietar el borde superior y nos dificulta el extendido.
Si por el contrrio nos hemos quedado cortos con la capa de fondant, no es necesario retirarla, sino que podemos conseguir la longitud extra durante el forrado.


5. Antes de cubrir la tarta con el fondant, es necesario comprobar que el almíbar no se ha secado y pincelar nuevamente si lo ha hecho, ya que si no el fondant no se pegará.


6. A excepción del primer paso que realizamos, donde marcamos los bordes superiores para sellar el fondant, no ejerceremos presión alguna al trabajar el fondant para no dejar marcas.


7. Si durante el marcado de bordes notáis que el fondant se seca demasiado rápido, y la tarta es muy grande, podéis cubrir el resto de la tarta donde no estáis trabajando con film de plástico.


8. Por último a la hora de forrar una tarta con fondant es muy importante estar tranquilo y no tener prisa. Cualquier desperfecto se puede solucionar (ese será un próximo post que publicaremos). La confianza es la base del éxito, y cuanto más practiquemos, mejores resultados conseguiremos.
Nosotras os aconsejamos practicar con dumies. Para que no se muevan a la hora de forrarlos, pegadlos a la base con leche condensada, caramelo líquido, chocolate líquido.. o similares.


Esperamos que os sirva de ayuda.
Nos vemos pronto.
Gracias por estar ahí.