> follow

¿PROBLEMAS CON EL BIZCOCHO?:
9 TRUCOS Y SOLUCIONES

Todos nosotros hemos sufrido alguna vez (en nuestro caso mas de una, de dos y de 20...) la desgracia de esperar con ansiedad la salida del horno de ese bizcocho que hemos hecho con tanto cariño, y que al sacar del horno es un verdadero desastre!!!.
Hemos seguido la receta al pié de la letra, hemos preparado una masa deliciosa y hemos horneado con todo nuestro cariño...para obtener un bizcocho que, en fin, casi no se puede llamar bizcocho.
¿Qué es lo que ha pasado? ¿Por qué? ¿Cómo podemos corregirlo?.
Hoy vamos a analizar algunas de las sorpresas que nos pueden dar los bizcochos tras hornearlos y cómo corregirlas. [...]




1. EL BIZCOCHO ES DEMASIADO ALTO POR EL CENTRO
Causa:
Exceso de levadura o incluso de harina. Revisa tu receta y comprueba que ha añadido bien las cantidades. Cuidado con el cambio de medidas europeas y americanas (una cuchara no tiene la misma capacidad en una receta europea que en una americana!). Que el bizcocho tenga un apoco de "barriga" es muy normal, pero si es excesiva... algo falla.
Solución:
Comprobar que las medidas de levadura y harina son correctas. Incluso siendo así, podríamos añadir un 5% más de los componentes líquidos de nuestro bizcocho (leche o nata líquida)

Causa:
La temperatura del horno es demasiado alta. Siempre debemos comprobar que la temperatura de nuestro horno sea la correcta. Es muy conveniente disponer de un termómetro de horno que nos dirá la temperatura real del interior del horno.
Solución:
Si sospechamos que nuestro horno emite más temperatura de la que marca, podemos probar a disminuir la temperatura de cocción 10ºC.
Causa:
La temperatura en el interior del bizcocho no es uniforme durante el tiempo del horneado.
Solución:
Para conseguir una temperatura uniforme podemos usar bandas de cocción específicas para bizcochos humedecidas, o simplemente usar tiras de toallas viejas también empapadas en agua.Con ello conseguimos reducir la diferencia de temperatura entre las paredes y el centro del bizcocho, haciendo que la cocción sea mas uniforme y el bizcocho crezca parejo.
Si hemos intentado paliar todas las posibles causas y no hemos logrado solucionar la causa de que el bizcocho sea mas alto en el centro, siempre podemos recurrir a una última solución que es enfriar el bizcocho boca abajo una vez desmoldado, pero con mucho cuidado, ya que los bizcochos tiernos de pueden romper.

2. EL BIZCOCHO NO SUBE
Causa:
La mezcla tenía poca levadura.
Solución:
Revisa la receta y comprueba que las cantidades son las correctas.

Causa:
Tiene demasiada cantidad de líquido o de grasa.
Solución:
Revisa la receta y comprueba que has medido bien las cantidades.

Causa:
El molde es demasiado grande para cantidad de masa que hemos añadido. Solución:
Si es el único molde del que dispones, debes añadir más cantidad de masa. Recuerda que con cualquier receta puedes aumentar la proporción de los ingredientes dependiendo del tamaños de molde que vayas a usar... eso sí, DE TODOS LOS INGREDIENTES!! ( es una simple regla de tres).
Los moldes deben llenarse entre un 1/2 y 2/3 de la altura del molde.

3. EL CENTRO DEL BIZCOCHO NO SUBE
Causa:
La temperatura de cocción es demasiado baja.
Solución:
Comprueba que tu horno mantiene la temperatura constante durante todo el horneado y que la temperatura es correcta. En ese caso, puedes probar a subir la temperatura 10 ºC.

Causa:
La receta tiene un exceso de líquido, azúcar o de aceite.
Hay recetas que tiene tendencia a dejar el centro del bizcocho ligeramente hundido (como la del bizcocho de chocolate). Ésto tiene que ver con el equilibrio general de ingredientes, o incluso con la diferencia de ingredientes europeos y estadounidenses, es difícil de detectar y corregir. Por ello un exceso de azúcar, líquido o grasa puedan hacer que el bizcocho no crezca adecuadamente.
Solución:
Revisa la receta y comprueba que las cantidades son las correctas. Sobre todo en las recetas de bizcochos de chocolate, debemos ser sumamente cuidadosos con las medidas.

4. EL BIZCOCHO SUBE PERO SE HUNDE DURANTE EL HORNEADO
Antes de nada, debemos saber que es normal que el bizcocho suba y al final de la cocción baje un poco. El problema surge cuando baja mucho y de repente.
Causa:
Se ha abierto la puerta del horno antes de tiempo.
Solución:
No se deba abrir la puerta del horno antes de que el bizcocho haya terminado de subir completamente. Por tanto, no se deba abrir el horno antes de pasados 3/4 del tiempo total de cocción.

Causa:
La temperatura del horno es demasiado baja.
Solución:
Comprueba que tu horno mantenga la temperatura y que sea correcta.

Causa:
Tiene demasiada levadura o insuficiente  harina
Solución:
Revisa la receta y comprueba que has medido bien las cantidades.

5. EL BIZCOCHO SE HUNDE TRAS SACARLO DEL HORNO
Este problema está asociado normalmente a variaciones bruscas de las temperaturas.
Causa:
La temperatura del horno es demasiado alta o hay demasiado contraste de temperatura con el exterior.
Solución:
Baja 10 ºC la temperatura de horneado y una vez horneado déjalo 5 minutos dentro del horno apagado con la puerta entreabierta antes de sacarlo, para disminuir los cambios bruscos de temperatura.

Causa:
Hemos puesto a enfriar el bizcocho en una corriente de aire
Solución:
Busca un lugar sin corrientes para enfriar tus bizcochos.

Causa:
Hemos desmoldado demasiado pronto.
Solución:
Si las paredes del bizcocho están demasiado tiernas se desmoronarán al desmoldar. Siempre debemos esperar el tiempo suficiente para que el molde este templado antes de desmoldar. (al menos 30/40 minutos en bizcochos altos).

6. EL BIZCOCHO QUEDA MUCHO MAS ALTO POR UN LADO QUE POR EL OTRO.
Causa:
Se debe a que llega más calor en un lado que en el otro; se ha horneado más cerca de una pared del horno, o el horno calienta de forma irregular, o si había varios moldes no estaban suficientemente separados.
Solución:
Debes cuidar que los moldes siempre estén lo mas centrados posibles en le horno, separados al menos 3 cm de las paredes y la puerta y de otros moldes si los hubiera.

7. EL BIZCOCHO SE QUEMA POR ARRIBA
Causa:
El molde está demasiado hacia arriba del horno, o el horno tiene mucha potencia por arriba.
Solución:
Lo primero que tengo que hacer (pasado siempre 3/4 del tiempo de cocción), es abrir cuidadosamente la puerta del horno y proteger la parte de arriba del bizcocho con papel de aluminio. Luego prueba a hornear con la rejilla del horno en una posición inferior. Pero cuidado, no saque la rejilla durante el proceso de horneado y la coloques en una posición inferior!!! El bizcocho se hundirá. Debes colocarlo antes de comenzar el horneado.

8. EL BIZCOCHO SE  QUEMA MUCHO POR LOS LATERALES
Causa:
Normalmente el bizcocho coge mayor temperatura por los laterales y ésto le puede resecar demasiado.
Solución:
Utilizar las bandas de cocción es la mejor medida para evitarlo. Pero recordad,que tanto las bandas como la tiras de toallas deben estar húmedas y colocadas uniformemente alrededor de las paredes del molde.

9. EL BIZCOCHO SE QUEDA SECO
Causa:
Normalmente se debe a una excesiva temperatura o a un excesivo tiempo de horneado. Solución:
Cuando el bizcocho esté todavía caliente lo envolvemos en un film trasparente, ésto hará que no pierda humedad mientras se enfría, y quedará mas jugoso.

Y hasta aquí nuestros consejos que esperamos os sean útiles.
Recordad que no debéis tirar ningún bizcocho que ya hayáis horneado. Siempre podréis usarlo para hacer cake-pops o simplemente para tomarlo en el desayuno o en la merienda... Seguro que estará delicioso.
Nos vemos pronto.
Gracias por estar ahí.


No hay comentarios:

Déjanos tus dudas y comentarios aquí y te responderemos lo antes posible.
Gracias.