> follow

TARDE DE COOKIES

A los niños les encantan las galletas, esta es una verdad absoluta. Pero si podemos darles galletas caseras con ingredientes naturales y además dejar que participen con nosotros en la cocina para hornearlas... mejor que mejor.
Hoy os vamos animar, dentro de nuestra sección SÁBADOS EN FAMILIA, a hacer
estas galletas tan deliciosas y tan conocidas a nivel mundial.[...]



ORIGINAL “TOLL HOUSE” CHOCOLATE CHIP COOKIES (Ruth Wakefield).
Las famosas cookies con chispas de chocolate, como sucede en algunas ocasiones, fueron inventadas como fruto de la casualidad.
La historia de estas galletas es muy conocida y hoy os reproducimos parte de la misma:
En 1930, el matrimonio Kenneth y Ruth Wakefield compraron una bonita casa en  Massachusetts. Su intención era  convertirla en un hostal-restaurante de carretera destinado a acoger a las personas que viajasen de Boston y New Bedford. Su negocio, al que el matrimonio llamó Toll House Inn, fue todo un éxito y, en poco tiempo, lograron que la sabrosa cocina de Ruth se hiciera muy famosa en Estados Unidos.
La popularidad del albergue no sólo se debió a su comida casera sino a la costumbre de dar a los comensales una ración entera de uno de los platos para llevar a casa y una porción de sus galletas para el postre.
Muchas celebridades de la época acudieron al restaurante como, el entonces senador de Massachusetts, John F. Kennedy, Bette Davis, Eleanor Roosevelt y leyendas del boxeo, como Rocky Marciano.
La señora Wakefield  elaboraba sus galletas siguiendo una antigua receta de la época colonial. En una ocasión, Ruth, que había olvidado comprar ciertos ingredientes básicos de sus cookies (chocolate en polvo y frutos secos), decidió sustituirlos por pedacitos de chocolate, cortados de una barra de chocolate Nestlé semidulce. Ruth creía que los trocitos se derretirían pero se llevó la sorpresa de que conservaron su forma y le dieron a la galleta una textura más cremosa.
Sus cookies de chocolate se hicieron muy populares en su restaurante y en toda Nueva Inglaterra, sobre todo cuando la señora Wakefield escribió un libro de cocina, Toll House Tried and True Recipes, publicado en 1936 por M. Barrows & amp; Company de Nueva York.
El libro incluía la receta de las "Toll House  Chocolate Crunch Cookies", que fue convirtiéndose en una de las galletas favoritas de los hogares estadounidenses.

Como consecuencia del éxito de estas galletas, la venta de tabletas de chocolate Nestlé semidulce se disparó. De modo que, finalmente, Andrew Nestlé, el fabricante de chocolate le propuso un acuerdo a Ruth: a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce, la señora Wakefield recibiría gratis, durante el resto de su vida, todo el chocolate que pudiera necesitar para elaborar sus cookies.
En 1939, Nestlé, para facilitar la elaboración de la receta, creó los chips de chocolate semidulce Nestlé Toll House, que seguían incluyendo la composición para elaborar las galletas. Incluso, en la actualidad, se ha mantenido en el envoltorio la famosa receta de Ruth.

RECETA:ORIGINAL “TOLL HOUSE” CHOCOLATE CHIP COOKIES (Ruth Wakefield)

INGREDIENTES

. 300 g. harina
. 1 cucharadita de bicarbonato sódico
. 1 cucharadita de sal
. 250 g. mantequilla sin sal
. 150 g. azúcar blanquilla
. 150 g. azúcar moreno integral (light brown sugar)
. 2 huevos grandes
. 1 cucharadita extracto de vainilla
. 340 g. pepitas de chocolate semidulces (Toll House si es posible, si no las mejores posibles)
. 100 g. nueces picadas

PREPARACIÓN

En un bol tamizamos la harina el bicarbonato y sal.
Batimos la mantequilla con los dos azúcares y la vainilla durante unos tres minutos hasta que obtengamos una mezcla suave y cremosa.
Añadimos los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada huevo.
Incorporamos la harina en dos veces y batimos a velocidad mínima.
Mezclamos las pepitas de chocolate y las nueces a mano con una espátula hasta que estén repartidas uniformemente.

Dejar reposar en la nevera durante un mínimo de 12 horas.
Precalentamos horno a 190º.
Con una cuchara de helado de unos 4 cm. colocar bolas de masa del mismo tamaño sobre una bandeja de hornear. Aplastamos ligeramente con una cuchar.
Tenemos que tener en cuenta que la masa se expandirá durante la cocción por tanto debemos separarlas para que no se nos junten.
Horneamos durante aproximadamente 8-10 minutos.
Dejamos reposar en la bandeja durante un par de minutos y pasarlas a una rejilla para que se enfríen.

NOTAS

El tiempo de horneado dependerá no solo del tamaño de las galletas sino de como nos gusten más. Si las dejamos menos tiempo quedarán blanditas. Si las dejamos mas tiempo del indicado quedarán crujientes.
El tiempo de reposado en la nevera en imprescindible, por eso o  hemos marcado en negrita. En la receta original así lo indica.
También tenemos la posibilidad de congelar la masa una vez hecha. Para ellos hacemos las bolas de unos 4 cm y envolvemos bien en papel de aluminio. Congelamos no más de una semana ya que masa pierde sabor.
Cuando queramos hornearlas sólo tenemos que sacar la masa una hora antes y hornear del mismo modo.
Realmente son exquisita. Esperamos que os gusten tanto como a nosotras.
Que las disfrutéis.
Gracias por estar ahí.










No hay comentarios:

Déjanos tus dudas y comentarios aquí y te responderemos lo antes posible.
Gracias.