> follow

LA QUIMERA DEL ORO


Una pequeña aportación a éste blog para señalar la importancia de uno de esos pequeños placeres. Placeres sencillos que nos brinda la vida.
Se trata de disfrutar no sólo de la "creación" si no también de la "degustación", cosa no tan fácil como parece en muchas ocasiones.
No lo olvidéis y, al grito de Juan Palomo ("yo me lo guiso, yo me lo como") aseguraos de reservar al menos algo para el cocinero.
Un ejemplo hilarante: el guiso de bota de Chaplin en "La Quimera del Oro" (The Gold Rush 1925).
Por cierto, la bota estaba hecha de regaliz negro.

Si queréis ver el trailer completo, pinchad aquí.[...]
F.R.

Que razón tiene nuestro colaborador!. No os ha pasado a veces que, enfrascados en la cocina, se nos olvida reservar una pequeña porción de ese riquísimo postre que estamos preparando para degustarlo con calma?.

A partir de ahora...reservemos algo para el cocinero...

No se si muchos de vosotros, pero al menos mi madre sí lo recuerda, habréis conocido el famoso paloduz. Se trata de la raíz de una planta herbácea leguminosa de cuyo extracto se fabrica el regaliz dulce.
Hace años, y quizá aun se sigue haciendo, se vendían éstas raíces en los puestos callejeros. Simplemente mascando la corteza se extraía el sabor del regaliz de forma natural.
En el mercado podemos encontrar diferentes marcas de regaliz negro y todas ellas llevan, a parte del extracto de la planta, melaza como edulcorante, harina de trigo, lecitina de soja, anís y sal. El color negro se obtiene de forma natural añadiendo cacao y caramelo líquido.

Os queremos enseñar una receta fácil para fabricar nuestro propio regaliz negro casero:




REGALIZ NEGRO CASERO

INGREDIENTES

  • 2 tazas de mantequilla
  • 2 tazas de azúcar blanco
  • 400 g de leche condensada
  • 1 taza de sirope de maíz
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto de anís
  • colorante negro
PREPARACIÓN
Colocamos en una fuente cuadrada de unos 20cm. papel de hornear y reservamos.
En un cazo ponemos a hervir a fuego medio la mantequilla. Una vez derretida añadimos el azúcar, el sirope de maíz y la sal. Llevamos a ebullición sin dejar de remover.
Retiramos de fuego y cuando esté templado añadimos el colorante y el extracto de anís.
Vertimos la mezcla sobre la fuente que hemos reservado y dejamos enfriar unas horas.
Pasado éste tiempo cortamos en trozos y guardamos en un sitio fresco.

Esperamos que podáis disfrutar de éste regaliz casero.
Gracias por estar ahí.















 



































No hay comentarios:

Déjanos tus dudas y comentarios aquí y te responderemos lo antes posible.
Gracias.