> follow

GALLETAS FLORENTINAS

 
Verdad que tienen buena pinta?
Os podemos asegurar que éstas galletas son un lujo. No sabemos si habéis tenido la oportunidad de probarlas alguna vez pero, os aseguramos que si os animáis ha hacer la receta, quedaréis muy sorprendidos por el resultado.
Resultan ideales para acompañar una buen taza de té o de café y quedaréis de maravilla si las utilizáis como regalo para una ocasión especial.[...]

Hay varias formas de hacer este tipo de galleta, nosotras os mostraremos nuestra forma, incluso incluiremos cómo hacer la fruta confitada.

Si la galleta es casera, los ingredientes deben ser lo más naturales posibles. Eso marcará la diferencia.
https://sites.google.com/site/lagalletadurmiente/galletas-florentinas?tmpl=%2Fsystem%2Fapp%2Ftemplates%2Fprint%2F&showPrintDialog=1



INGREDIENTES (Para aprox. 20 galletas)

- 55 g de mantequilla
- 90 g de azúcar
- 80 g de harina
- 50 g de almendra picada o laminada
- 50 g de piel de fruta confitada (Cítricos)
- 25 g de guindas
- 25 g de pasas
- 125 g chocolate

FRUTA CONFITADA

Confitaremos cítricos, pero el procedimiento sería el mismo para cualquier otra fruta.
En el caso de los cítricos, primero hemos de proceder a blanquear, que no es otra cosa que sumergirlo en agua hirviendo unos 30 segundos para restar acidez.
En algunas ocasiones será suficiente con una vez, pero en otras será necesario hacerlo hasta tres veces.
Es importante que la fruta que escojamos sea de excelente calidad, a poder ser de cultivo ecológico. Todos sabemos la de pesticidas que absorbe la piel y puesto que se trata de algo que vamos a consumir, no hace falta que os diga nada más, ¿verdad? Si no tenéis la posibilidad de conseguir fruta de este tipo, aseguraos de lavar muy bien la piel con un cepillito.
Cortaremos la piel de los cítricos en juliana, asegurándonos de llevarnos la menor parte blanca posible, que como bien  sabéis ya, amarga mucho. Yo utilizo los peladores, van muy bien para estas tareas.

Lo primero que vamos a hacer es blanquear.  Ponemos agua en un cazo y cuando rompa a hervir echaremos las tiras de cítricos, unos 30 segundos y escurrimos. El agua de la cocción la desechamos.  Repetimos el proceso dos veces más, cambiando el agua en cada ocasión.

En el mismo cazo, ponemos icing sugar junto con el agua, normalmente, las proporciones suelen ser el doble de azúcar que de agua. Disolvemos el azúcar en el agua a fuego medio mientras removemos. Una vez disuelto, subimos el fuego y lo llevamos a ebullición sin remover. Cuando el almíbar esté transparente, bajamos el fuego al mínimo y añadimos las tiras de cítricos, las hundimos con una cuchara de madera y las dejamos hervir en el almíbar a fuego lento durante 30 minutos sin remover.

Apagamos el fuego y reservamos las tiras dentro del almíbar un mínimo de 6 horas. Hasta que estén completamente frías.

Una vez frías, las sacamos del almíbar de una en una, retirando el exceso de éste y las dejamos  secar sobre una rejilla.

PREPARACIÓN

Picamos la almendra (en el caso de que sea entera), la piel de fruta confitada, las guindas y las pasas. Reservamos.

En un cazo, calentamos la mantequilla junto con el azúcar hasta que ésta se disuelva.
Una vez se halla disuelto el azúcar, retiramos el cazo del fuego y añadimos la harina tamizada. Mezclamos todo bien.
A continuación, añadimos el resto de ingredientes y volvemos a mezclar hasta obtener una masa homogénea.
Forramos una bandeja de horno con papel de hornear, y con la ayuda de una cuchara vamos poniendo “pegotitos” sobre el papel, dejando espacio entre ellas.
Con un tenedor mojado en agua fría, aplastamos los “pegotitos” para que queden lo más finas posible.
Introducimos en el horno, previamente precalentado a 180ºC unos 10 minutos, o hasta que veas que las galletas empiezan a dorarse.

Retiramos del horno y las dejamos  en la misma bandeja un par de minutos para que queden firmes, después las acabaremos de enfriar sobre una rejilla.
Para la cobertura, fundimos el chocolate al Baño María y untamos con él la parte más lisa de nuestra galleta.
Cuando veamos que el chocolate empieza a endurecer, cogemos un tenedor y dibujamos unas ondas sobre él. Dejamos enfriar completamente.

Esperemos que disfrutéis de éstas galletas.
Si os ha gustado la publicación compartidla.
Gracias.




No hay comentarios:

Déjanos tus dudas y comentarios aquí y te responderemos lo antes posible.
Gracias.